Los sistemas de corte por plasma Hypertherm ayudan a Galpin Auto Sports a hacer sus sueños realidad

Publicado en 02/02/2016
Publicado por Hypertherm

Haga un recorrido por el taller de Galpin y verá cómo el personal puede crear cualquier cosa sobre ruedas. Ya sea personalizar un camión, restaurar un Hot Rod clásico o modificar un carro, GAS lo hace todo. Facilita el tener un personal extremadamente talentoso con una imaginación ilimitada, pero también las herramientas y equipos apropiados. Para GAS, esos equipos incluyen sistemas de corte de metales por arco de plasma.

Cuando la era de Galpin en la restauración automotriz comenzó hace más de medio siglo, el personal podía cortar metal, pero no con facilidad. Fue un proceso confuso que implicaba mucho tiempo y esfuerzo para obtener el resultado deseado. Hoy día, el corte de metal es tarea fácil gracias a los dos sistemas de plasma que ahora son parte del taller de GAS.

Comienza la era de la personalización

Los días de “Galpinizado”, como algunos le llaman, comenzó en los años sesenta. La compañía tomó una furgoneta básica Ford y la convirtió en una joya andante, completa con recubrimiento y tapizado. Poco después, se agregó un refrigerador pequeño, gabinetes, un cómodo sofá y un baño portátil. Sin esperarlo, GAS inició una fiebre de conversión de furgonetas que duró más de dos décadas hasta que Chrysler lanzó la mini furgoneta.

Las furgonetas personalizadas eran solo el comienzo. Sin GAS, los americanos no hubiesen tenido techos corredizos en sus autos y las autocaravanas no serían las casas rodantes que hoy son. GAS es reconocido por popularizar el techo corredizo cuando el gerente general de la compañía encontró a la persona que tenía los derechos en la nación trabajando en un autolavado del sur de California. GAS es también responsable de mejorar la calidad y estilo de casas rodantes y por iniciar el furor por las 4x4.

El corte por plasma lleva la personalización a otro nivel

Gracias a las herramientas del corte por plasma, la compañía sigue innovando en la actualidad. El plasma funciona enviando un gas de alta velocidad, como aire o nitrógeno, a través de la abertura de una pequeña boquilla para crear un arco muy caliente y de alta densidad que corta el metal.

La tecnología de corte por plasma está adquiriendo popularidad entre personas que personalizan y restauran autos porque es mucho más rápida y fácil de aprender que otros métodos de corte, produce un corte limpio y es increíblemente versátil. Puede cortar casi cualquier tipo de metal, ya sea pintado, sin pintar, oxidado o sucio. Y tiene una menor zona afectada por el calor que el oxicorte, de modo que no tenga que preocuparse por el alabeo del metal. Además, el metal se enfría más rápido con menos tiempo de bajada. Esto significa que los profesionales y aficionados de la restauración de automóviles que trabajan con plasma pueden terminar el trabajo de manera mucho más eficaz.

Cualquier espesor, cualquier metal, en cualquier lugar

En GAS, el espesor más común al que el personal de personalización automotriz corta el metal está entre 1/4 y 1/2 pulg. Sin embargo, el plasma puede cortar la mayoría de espesores con un calibre de hasta un par de pulgadas. Otra razón por la que los profesionales y aficionados automotrices prefieren el corte por plasma es su capacidad de hacer más que cortes limpios de metal. Un hecho poco conocido: el plasma es excelente ranurando viejas soldaduras y biselando metal.

“No estoy seguro de cómo pudimos modificar los autos sin plasma”, expresó Mad Mike, supervisor de personalización automotriz de GAS y una de las estrellas del programa de MTV “Pimp My Ride”. Para las personas que trabajan con autos, el trabajar sin plasma es como una oficina sin computadora o una casa sin microondas. En verdad no se necesita ninguno, pero es difícil imaginarse trabajar sin ellos.

En GAS, el plasma ayuda a Mad Mike lograr la perfección a que se le conoce. Mike dice, “usamos un par de sistemas Hypertherm y son las máquinas más asombrosas. Se nos hace difícil dejar de usarlas. Siempre están en uso”.

Sistemas como Powermax30 y Powermax45 son súper portátiles; el personal los puede levantar y mover alrededor del auto. Una antorcha cónica facilita el acceso en los lugares estrechos. Esa pudiera ser la razón de que los mejores y más reconocidos talleres como Jay Leno's Big Dog Garage, Customs by Eddie Paul, HOT Motorsports y Banks Engineering utilizan el plasma Hypertherm.

Desde autos conceptuales hasta limusinas

Uno de los proyectos más recientes de GAS fue una colaboración conjunta con la Fuerza Aérea americana. Habiendo servido en la operación Desert Storm, Mad Mike aceptó trabajar con una nueva herramienta de reclutamiento: dos autos conceptuales de alta tecnología. Mad Mike dice que el equipo usó mucho dos productos Hypertherm: Powermax45 y HySpeed HSD130. “Hicimos muchas modificaciones al auto, lo que significó muchos cortes. Ya sea trabajando en el piso del auto, en los soportes de la jaula antivuelco o en el logo de la Fuerza Aérea, el plasma de Hypertherm lo cortó todo como un cuchillo a la mantequilla”.

Para GAS, el plasma también es útil para lo que le llaman “seat deletes” o remoción de asientos. Pero el plasma no solo ayuda a quitar cosas. También ayuda a montarlas. Un ejemplo es la solicitud de instalar una TV de 60 pulg. en la parte trasera de una limusina. Como puede imaginar, instalar este televisor requiere ingenio. Ni siquiera pasa por la puerta. Pero, gracias al plasma, este pedido no fue un problema. GAS tomó un Powermax, hizo un corte en el techo y entró la TV. Con la TV dentro del auto, el personal usó su Powermax para hacer el soporte necesario para sujetar el aparato en su lugar.

¿Podrían haberlo hecho sin plasma? Quizás. ¿Hubiesen preferido no usarlo? Por supuesto que no. Si se trata de restaurar y personalizar autos, el personal sabe que el plasma de Hypertherm es la herramienta que necesitan para realizar el trabajo. Mad Mike explica, “cortamos mucho metal y nada lo corta mejor que el plasma Hypertherm”.

Publicado en 02/02/2016
Publicado por Hypertherm