Ventajas del corte en 3D

Ya sea que corte formas de acero estructural para un edificio, estadio o puente, o bien corte un domo o unos tubos para un recipiente de presión, las tecnologías 3D de Hypertherm ofrecen las capacidades de corte más recientes para respaldar su proyecto en 3D.

Los sistemas de corte en 3D están diseñados para cortar formas varias con una antorcha robótica o un cabezal de corte controlados por computadora. Las piezas de metal comunes cortadas con aplicaciones 3D incluyen formas de acero estructural, tubos, tuberías y domos. Tradicionalmente, para serruchar, marcar, recortar, perforar, punzonar y/o cizallar una forma en 3D se necesitaban varias máquinas. No obstante, los avances en la tecnología de corte en 3D han ayudado a los clientes a aumentar en gran medida la productividad al eliminar las operaciones manuales, aumentar las velocidades de corte y mejorar el tiempo de funcionamiento del sistema.

Tecnología 3D

Muchas aplicaciones robóticas de corte por plasma para tubos y acero estructural requieren de un gran alcance y control en espacios de corte más estrechos a los que las antorchas más largas no pueden alcanzar. Los movimientos robóticos en 3D pueden generar más estrés sobre los conjuntos de cables y mangueras al aumentar la cantidad de veces que se doblan y flexionan; algo que no se ve con el corte tradicional en 2D. Hypertherm ha desarrollado conjuntos de cables, mangueras y antorchas específicos para sus sistemas de plasma XPR™, HyPerformance® y Powermax® que permiten mayor flexibilidad y protección frente al calor extremo y las salpicaduras del metal fundido. Son varias las técnicas de corte de acero estructural que permiten realizar cortar desde debajo de la pieza estructural o directamente en el interior de la esquina del alma/brida de una viga, lo que aumenta la proximidad y la exposición del conjunto de cables y mangueras al calor y al retorno de la llama de metal fundido.

Los avances en la programación de software robótico 3D, como el CAD/CAM Robotmaster® para 3D de Hypertherm, han reducido considerablemente el tiempo que se tarda en programar trabajos en 3D. Lo que solía tardar semanas ahora puede hacerse en cuestión de minutos, lo que hace que los robots y los sistemas de corte en 3D actuales sean increíblemente eficientes.