Las herramientas de corte mecánicas usan fuerza física o abrasiva, a menudo aplicada manualmente, para lograr el efecto deseado. Esto incluiría herramientas como sierras para metales, cizallas, cinceles o rectificadoras. El tamaño de estas herramientas puede varias; las herramientas más pequeñas son más fáciles de transportar, pero las más grandes tienden a tener más capacidad de corte.

Sierra para metales – una sierra de dientes finos diseñada específicamente para cortar metales. La capacidad de corte depende de dos cosas: el material de la hoja y el número de dientes por pulgada. Una hoja con más dientes por pulgada (como 32) tiene unos dientes más finos para cortar metales más delgados, mientras que una hoja con menos dientes por pulgada (como 16) tendrá unos dientes más anchos para cortar metales más gruesos, como tubos.

Además del espesor del metal, también hay que considerar el tipo de metal a cortar. La regla general es que el metal duro requerirá una hoja con dientes más finos, mientras que una hoja con dientes más anchos funcionará bien con metales más blandos y maleables.

Sierra reciprocante – una sierra estrecha pero larga que corta con un movimiento reciprocante (adelante y atrás). Estas sierras, que normalmente se llaman “Sawzalls” debido a la popularidad de dicha marca, están disponibles con cable, sin cable y neumática y en una versión neumática que se parece a un taladro. Una sierra sin cable es obviamente la opción más portátil, pero también es la menos potente y pesará más debido a la batería que se necesita.

Sierra circular – como su propio nombre implica, esta es una sierra con una hoja redonda. Al estar equipadas con una hoja de corte especial para metales, estas sierras pueden cortar metales de hasta 25 mm (1 pulg.) de espesor con una velocidad razonable y una calidad excelente en los bordes.

Cizalla – a menudo también se les llama tijeras y vienen en diversos estilos: algunas con mangos largos y hojas cortas, con resortes, con mangos desplazados, hojas curvadas, etc. Hay disponibles versiones eléctricas y neumáticas. Aunque son extremadamente portátiles, las cizallas solamente pueden cortar metales finos y más blandos, como aluminio y acero de calibre 16  (1,709 mm o 0,0673 pulg.) (o más delgado).

Cincel – una hoja recta y larga con un borde biselado que se usa para cortar madera, piedra y láminas de metal. Hay disponibles cinceles neumáticos, que ofrecen un poco más de potencia. Aun así, el uso en metal se suele reservar para los casos en que no se pueden usar otros métodos, ya que los cinceles tienden a dejar un acabado burdo.

Rectificadoras – una herramienta con cable, sin cable o neumática con una hoja plana redonda en el extremo que se usa para esmerilar o cortar material, incluido el metal. Cuando se usa para cortar, la hoja o rueda más gruesa para esmerilar se retira y se reemplaza por una hoja más fina que se llama la rueda de corte.

No hay duda de que las herramientas manuales tienen muchos usos. Son extremadamente portátiles, pequeñas y a menudo no necesitan de una fuente de energía externa. Sin embargo, el inconveniente es que estas herramientas cortan lentamente y el corte resultante suele ser algo burdo. Debido a eso, es mejor limitar las herramientas de corte mecánicas a los casos en los que se requiere un corte mínimo y ocasional.

¿No está seguro de qué proceso o método usar?

Encontrará información útil aquí: